Bienvenidos A Este Lugar Feliz


Bienvenido a “Disneylandia en Español”; la página donde encontrarás toda la información necesaria para organizar tu viaje a los parques temáticos de Disneyland en California. Walt Disney se propuso construir un lugar mágico donde niños y mayores pudieran disfrutar juntos, y en 1955 se inauguró oficialmente Disneylandia cambiando para siempre la industria del entretenimiento.


Aquí encontrarás información general sobre los parques Disneylandia y Disney’s California Adventure, información práctica sobre comprar tickets de Disneylandia, hoteles en Anaheim y alrededores, restaurantes en los parques temáticos y servicios de transporte en esta zona de California. También encontrarás reseñas de otros viajeros que ya conocen Disneylandia y te darán algunos excelentes consejos.¡Bienvenido!

martes, 2 de abril de 2013

Mi viaje a Disneylandia y Disney California Adventure (Parte I)


Primera parte de la reseña de viaje contribuida por Jorge Mejía (Venezuela).

Para todos nosotros, visitar uno de los parques de Disney - cualquiera de ellos - es como ir al encuentro de tu niño interior y visitar junto a él un lugar que guarda maravillosos recuerdos de un pasado que no se borra con el paso de los años. 

Ese lugar mágico donde se tomaron una foto, el aroma a manzana acaramelada y palomitas de maíz, la atracción de Disney que disfrutaron junto a un familiar, el lugar desde donde vieron la cabalgata... Por todo ello, me emocionaba especialmente la posibilidad de visitar el único parque que hizo el propio Walt Disney.

Después de muchas visitas a Disney World en Orlando, muchos me comentaron que Disneylandia no me resultaría tan impactante; ni por su tamaño - bastante más pequeño que Magic Kingdom - ni por la variedad de sus atracción. A pesar de ello, tomé aquél viaje a Disneylandia como un regalo único.

Viaje a Disneylandia

Algunos dirán que investigué muchísimo sobre Disneylandia antes de partir, pero la verdad es que mi intención era sentir algo que no experimentaba desde hace muchos años; conocer un parque de Disney por primera vez... ¡Como volverse a enamorar!

El primer parque que visitamos fue Disney California Adventure; un parque temático similar a Disney's Hollywood Studios en Walt Disney World con un marcado énfasis en el mundo del cine; normal, estando a una hora de los estudios de cine más importantes del mundo en una ciudad donde todo respira cine.

Llegamos temprano al parque y recogimos nuestros pines de aniversario de boda y mapas en español, para posteriormente ir a buscar nuestros billetes para The World of Color; el espectáculo nocturno de Disney California Adventure. Después a recorrer el parque, montamos en Soarin’ Over California (muy parecido a la versión de Epcot en Disney World) y al salir nos fuimos directos a Cars Land. Aquí disfrutamos de la atracción principal - Radiator Springs Racers - y también Luigi's Flying Tires.

Viaje a Disneylandia

Como no viajábamos con niños, no entramos en la zona de A Bug's Land sino que seguimos de largo y pasamos por el Blue Sky Cellar (una pequeña exhibición donde los Imagineers exhiben sus trabajos mas recientes y anuncian futuros proyectos los parques Disney) y de ahí para la Torre del Terror (disfrutamos mucho porque el recorrido es totalmente diferente a la versión de Walt Disney World). También vimos Disney's Aladdin – A Musical Spectacular - un show musical comparable en calidad con los mejores shows de Broadway - y recomiendo llegar una hora antes para conseguir los mejores asientos.

Llegó la hora del almuerzo, que decidimos hacer en la zona de Pacific Wharf - concretamente en el restaurante Lucky Fortune Cookery especializado en comida china tipo arroz con pollo, carne o cerdo con diferentes salsas. Después de comer caminamos a la zona de Paradise Pier; una zona que recuerda a las viejas ferias de carnaval con una noria gigante (Mickey’s Fun Wheel) y una montaña rusa (California Screamin’) que disfrutamos mucho.

Al salir de ahí fuimos a ver el desfile de Pixar Parade. ¡No pueden dejarlo de verlo! Está repleto de geniales detalles y personajes que rara vez puedes ver en los parques de Disney como Monsters Inc., Los Increibles, Toy Story, Nemo, Cars... Mientras tanto, me comí mi muy esperado helado de Mickey; algo que ya pertenece a mi ritual de tradiciones en los parques Disney como pasar por el castillo, o emocionarme al cruzar por debajo de la estación de ferrocarril de Main Street USA que me recuerda muchísimo a mis primeros viajes a Disney con mis padres.

Ya a la tarde fuimos a mojarnos un poco en el Grizzly River Run y desde allí caminamos hasta Hollywood Land, cerca de Buena Vista Street, que es el equivalente a Main Street USA de este parque de Disney. Allí visitamos el Animation Academy y el Sorcerer’s Workshop. En el primero te enseñan a dibujar un personaje de Disney, mientras que en el taller del hechicero puedes ver cómo se hicieron algunas de las mejores películas de Disney de todos los tiempos.

Cuando empezó a anochecer, fuimos nuevamente a ver Cars Land y volvimos a disfrutar de todos los detalles de su asombrosa ambientación (Disneylandia es totalmente distinta por la noche, y merece la pena contrastar el parque de día y de noche). Inmediatamente después fuimos a ver el espectáculo nocturno The World of Color (uno de los más avanzados tecnológicamente de todos los parques de Disney) donde pensamos que por llegar con una hora de antelación tendríamos tiempo de sobra para comprar algo de comer, pero al llegar al recinto vimos que ya estaba lleno. Nos sentamos lo más cerca posible del agua, y aunque nos mojamos un poco pudimos ver el fabuloso show en primera fila. Mi recomendación para The World of Color, sin embargo, es ir al segundo nivel donde no te mojarás tanto y la perspectiva es igualmente buena.

Al concluir el espectáculo, comimos algo antes de regresar al hotel no sin antes visitar algunas tiendas de Disneylandia y una espectacular pastelería.

Otra recomendación es alquilar un vehículo para ahorrar tiempo en tus desplazamientos por Disneylandia. Nosotros nos alojamos en un hotel cómodo, limpio y bastante económico llamado Comfort Inn and Suites de Anaheim. El hotel se encuentra a escasas manzanas de Disneyland, pero si utilizas el sistema de transporte de Anaheim para el desplazamiento a los parques invertirás 3$ por pasajero por cada trayecto; esto son 12$ diarios para dos personas, mientras que el estacionamiento de un vehículo privado en Disneylandia cuesta 15$ y puedes ir y venir cuando quieras sin tener que depender del transporte colectivo de Anaheim. Mi recomendación, por tanto, es alquilar un vehículo privado a no ser que te alojes en un hotel literalmente frente a Disneylandia que te permita ir y regresar a pie.